cuando llamo o me llaman, se corta la comunicación en un minuto.